sábado 21 de mayo de 2022 - Edición Nº1263

Mundo | 11 mar 2021

11M: el día que España sucumbió ante el terrorismo

Los atentados del 11 de marzo de 2004 fueron de los más graves que sufrió Europa en su época moderna y contemporánea. 4 trenes explotaron y conmocionaron a toda España, que aun llora a sus víctimas.


La mañana del 11 de marzo de 2004 quedó grabada en la memoria de todos los españoles. 4 trenes de cercanía explotaron cerca de la estación de Atocha, el centro neurálgico de la industria ferroviaria española.

El atentado se produjo a 4 días de las elecciones generales de aquel año y fue adjudico por el grupo terrorista Al Qaeda, que tres años atrás atentó contra las Torres Gemelas, ubicadas en el corazón financiero de EEUU.  En total murieron 192 personas y hubo miles de heridos, quienes pudieron sobrevivir de milagro.

Entre las 07:36 y las 07:40 (CET) del 11 de marzo de 2004, en hora punta, se produjeron diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes de Madrid. Más tarde, y tras un intento de desactivación, la policía detonó de forma controlada dos artefactos que no habían estallado. Tras ello desactivaron un tercero que permitiría, debido a su contenido, iniciar las primeras pesquisas que conducirían a la identificación de los autores.

Los cuatro trenes atacados fueron:

  • Tren número 21431, de seis vagones. Salió a las 07:01 de la estación de Alcalá de Henares con destino a la estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes.
  • Tren número 17305, de seis vagones. Salió a las 07:04 de la estación de Alcalá de Henares, con destino a la estación de Chamartín.
  • Tren número 21435, de seis vagones y doble altura. Salió a las 07:10 de la estación de Alcalá de Henares, procedente de Guadalajara, con destino a la estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes.
  • Tren número 21713, de seis vagones. Salió a las 07:14 de la estación de Alcalá de Henares con destino a la estación de Príncipe Pío.

 

España tuvo a lo largo de su historia épocas sumamente violentas encabezadas por el franquismo y el grupo Separatista ETA, aunque nada se comparó con semejante atentado.  La brutalidad y espectacularidad de las imágenes hablan por si solas. España fue victima de la bestialidad más terrible, y eso es difícil de olvidar.  

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias