domingo 14 de agosto de 2022 - Edición Nº1348

Política y Economía | 16 mar 2021

Soria llega en medio de la mediatización de la espantosa justicia argentina

Mientras el gobierno busca impulsar una reforma general vinculada a la justicia en el país, la oposición limita la llegada de Soria a un beneficio propio buscado por la vicepresidenta CFK. La justicia, más politizada que nunca.


TAGS: CRISTINA, SORIA, CFK

Si existen dos precisiones en la Argentina acerca de la justicia es que debe existir una reforma urgente y que la influencia del Ejecutivo resulta innegable. El presidente le tomará juramento a Martin Soria como nuevo ministro de Justicia y así modificará un puesto clave para el oficialismo y la oposición en la construcción del relato eleccionario.

Que la justicia merece una reforma, no hay dudas. Desde hace años funciona lenta, mal, es corrupta, elitista y deja mucho que desear, ya que no trata igual a todos los ciudadanos, uno de los principios básicos. A pesar de ello, es un tema que despierta rechazo cada vez que se habla de la reforma, a pesar que la mayoría de los opinadores seriales del país desconoce cuales son los cambios que van o deberían producirse.

La reforma judicial está asociada en un gran imaginario popular a que Cristina y compañía no vaya presa. 9 de cada 10 argentinos, intuyo, cree que lo que se busca es poner jueces amigos para evitar que “La Jefa” no caiga. Hagamos un pequeño revisionismo.

Desde que tengo uso de razón que CFK está por ir presa. Terminaron tras las rejas secretarios, ministros, allegados, sindicalistas y hasta su ex vicepresidente. Fue Macri presidente. La citaron infinidad de veces. Se cayeron causas. Continúan otras. Siempre la que viene es la que la va a condenar… ¿Y? nada. Nada de Nada. Cristina sigue libre, con una fuerte condena social, pero sin condena en la justicia. Al menos hasta ahora.

Ahora bien, si a CFK no lograron condenarla por la cantidad de causas que se le adjudican con fuego enemigo duro mientras no estaba en el poder, ¿no es curioso que necesite de jueces amigos mientras es oficialismo?

Está claro que en Argentina la independencia de poderes no existe. Es una farsa eso de que cada uno atiende su juego. Desde varios años a esta parte, la mayoría de los gobiernos tiene un operador judicial. ¿El último? Daniel Angelici, ex presidente de Boca y sinónimo de Macri en Comodoro Py.

La discusión sobre si Martin Soria llega o no para mantener libre a Cristina parece más una discusión política que otra cosa. La justicia funciona mal y hay que cambiarla. ¿Un ejemplo? Ahí va: ¿Por qué la causa Maradona avanza más rápida que las miles y miles de causas que esperan resolución por el parate pandémico? Sí, por la mediatización, el dinero, la notoriedad, el manijeo y el interés público. Pregúntenle a quienes esperan años por justicia si les interesa agilizar sus trámites. Seguramente, la respuesta será muy distinta de lo que varios medios os quieren hacer creer…

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias