domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº1047

Sociedad | 28 sep 2021

Aumentos y demanda: cuánto saldrá vacacionar en la Costa

La temporada de verano en la Costa bonaerense empieza a subir la temperatura tras el anuncio de reaperturas efectuado por el gobierno argentino. Precios más caros y enorme demanda.


El Gobierno busca reactivar el turismo, uno de los sectores más afectados por la pandemia, y la temporada de verano asoma como uno de los grandes objetivos económicos para inyectar dinero en el bolsillo de quienes padecieron la pandemia como pocos.

En tal sentido, el programa “PreViaje” facturó más de 10 millones de pesos en apenas diez días, lo que es un gran indicador de que el verano en la costa bonaerense promete ser de reactivación y consumo.

Sin embargo, los comerciantes y empresarios afirmaron que no será fácil organizar los precios con la accesibilidad que los gobernantes desean y se espera un incremento de un 40% en promedio para vacacionar en la Costa.

Las playas más caras

Cariló es uno de los balnearios donde los precios resultan prohibitivos para una enorme cantidad de la población argentina. Los alquileres parten en los US$3500 la quincena de enero. El valor asciende cuando se le agrega proximidad al mar y a la zona céntrica y la infaltable pileta que tan solicitada resulta este año, ascendiendo a un valor de hasta US$7000 el alquiler de los 15 días en las casas más nuevas.

Pinamar es otra de las playas exclusivas. Allí, la quincena en una casa para ocho personas en enero ronda los $350.000 promedio, aunque la oferta parte de un piso de $250.000 y se extiende hasta un poco más del millón de pesos.

Las zonas más solicitadas son Pinamar Norte por sus balnearios y su cercanía a “La Frontera” -espacio playero habilitado para manejar vehículos 4x4- y también pisan fuerte las manzanas cercanas al mar y las próximas al centro, donde la noche promete ser larga para los adolescentes que conforman los grupos familiares.

Costa Esmeralda se transformó en la vedete de la zona. Las mil hectáreas de bosques, sus canchas de golf y polo y sus 3200 metros de costa atraen cada vez más a los turistas que buscan opciones de alta gama para veranear.

El promedio de las ofertas son casas de cuatro cuartos con pileta que rondan los US$4500 y US$6000 las quincenas de enero. La pileta, una vez más, es la comodidad más buscada y la que catapulta el precio a las grandes ligas. Sin esta comodidad, los valores caen a US$3000 la quincena del primer mes. Las casas con siete u ocho cuartos, elegidas por grupos de varias familias que viajan juntos, pueden ascender hasta los US$8000 por dos semanas

Las más accesibles

Quienes buscan vacacionar en las playas argentinas por precios más accesibles, pueden alquilar departamentos en Villa Gesell. Por ejemplo, una unidad de dos ambientes en un edificio moderno, cerca del centro y de la playa cobra a los inquilinos entre $7000 y $8000 por día, lo que representa $112.500 promedio la quincena.

Para casas más grandes ubicadas en zonas céntricas o departamentos de tres ambientes con dos dormitorios y pileta incluida, los alquileres para enero ascienden a un promedio de $16.000 por día.

Los precios disminuyen en plazas como Santa Teresita, San clemente o Mar de ajó, donde los precios resultan más accesibles y son lugares de los más concurridos por la clase media o media baja y familias numerosas sin tanto poder adquisitivo.

Por último, Mar del Plata combina el lujo y la popularidad, ya que ofrece una amplia gama de variedades. Hay departamentos muy económicos en la zona del centro hasta enromes casas en las payas del sur o en el bosque Peralta Ramos, para que los veraneantes se adecúen a cada oferta.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias