viernes 24 de mayo de 2024 - Edición Nº1997

Espectáculos | 11 oct 2022

“Argentina 1985”, una película de culto para entender nuestro pasado

El film que repasa el Juicio a las Juntas se transformó en la película argentina más vista desde el inicio de la pandemia. La sensibilidad, el repaso histórico su inequívoco mensaje político la transformaron en material imperdible para quien tenga dudas sobre un momento histórico de la justicia nacional.


“Argentina 1985” es una joya que combina el cine con uno de los momentos más importantes de la historia contemporánea. El Juicio a las Juntas fue uno de los acontecimientos más importantes que tuvo el país en los últimos 40 años y sirvió para esclarecer quien fue quién durante la última Dictadura Militar.

Tal vez el relato cinematográfico obligaba a transformar en héroes centrales al fiscal del Juicio a las Juntas, Julio Strassera, y su adjunto, Luis Moreno Ocampo, lo que deja en mucho más rezagados a elementos clave para entender aquel proceso, como la figura y el gobierno de Raúl Alfonsín; la Comisión Nacional para la Desaparición de Personas (Conadep), que fue la que aportó los datos para que el equipo de Julio César Strassera juntase la prueba en poco tiempo; y los organismos de derechos humanos, que habían iniciado el camino de reclamar justicia a poco de andar la dictadura.

La importancia de la dupla Strassera y Luis Moreno Ocampo está fuera de discusión en términos históricos. Pero hay un singular contexto de época que no está del todo mostrado.

Y tiene que ver con la conjunción de una serie de elementos para que la sociedad construyera esos acuerdos democráticos básicos, como la de no volver aceptar dictaduras que interrumpiesen el orden constitucional ni el ejercicio ilegal de la violencia aberrante en manos del Estado para imponer un modelo político.

Aquello fue una elaboración muy amplia, que signó un clima de época, donde no había –obviamente– unanimidad pero sí un consenso extendido. Un consenso muy complicado de encontrar en muchos tramos de la historia argentina, signada desde el origen en antagonismos y divisiones.

El Juicio a las Juntas fue un jalón de una sociedad donde los reivindicadores de la violencia y la ilegalidad quedaron bien en los márgenes y el resto pudo darse un debate y asistir a ese tipo de procesos judiciales sin pasarlo por el tamiz de la grieta que con la que hoy convivimos.

Tal vez esas influencias del presente tiñeron en parte la obra de Santiago Mitre. Pequeñas sombras que “gambetean” algunos hechos históricos pero que claramente no opacan una película de gran valor en la previa de la celebración de los 40 años de democracia.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias